El Columpio


Una mente maravillosa by urquijo
noviembre 24, 2008, 11:46 am
Filed under: Cine | Etiquetas: , , , ,

una-mente-maravillosaLa maravillosa película de John Forbes Nash, el genio matemático que sufre esquizofrenia, pero que llegará a conseguir el premio Nobel, tiene muchas pinceladas dignas de ser reconocidas. Maravillosamente interpretada por Russell Crowe y Jennifer Connelly y con la expléndida dirección de Ron Howard.

John Forbes Nash ingresa de joven en la Universidad de Princeton y rápidamente intenta sobresalir de entre los demás creando las mejores teorías matemáticas. Ahí comienza su relación con sus compañeros, los amigos de clase, su compañero de piso del colegio, etc. Pero la relación que más cuidará Nash, será su amor por las matemáticas. Una tiza y un cristal eran los únicos instrumentos de los que el joven se servía para realizar sus complejos teoremas.

 

Tras finalizar sus estudios, Nash comenzaría a impartir clases en la Universidad. Allí conoció a Alicia, una alumna suya que estaba anonadada con sus clases. Finalmente se casaría con ella. En el matrimonio aparecerían los primeros problemas de Nash con la esquizofrenia. El matemático trabajaba para el sistema de inteligencia estadounidense investigando mensajes del ejercito ruso codificados en artículos de diferentes revistas y que iban dirigidos a espías rusos en el interior de Estados Unidos. El trabajo era altamente secreto y nadie, ni siquiera su mujer, conocían su trabajo.

 

Pero los espías rusos le habían descubierto y seguían sus pasos de cerca. Nash intentaba ser cada vez más cauteloso, pero nada pudo hacer. Finalmente fue atrapado.

Lo más extraño de todo es que fue encerrado en un hospital, y además, se le acusaba de esquizofrenia. Los rusos habían conseguido culparlo y nadie le ayudaba. No podía ser, todo el mundo, hasta su mujer reconocía su estado de esquizofrenia, salvo él. Pero, por más que buscó y rebuscó su estudio, su jefe o alguna prueba de la existencia de aquél estudio, nada encontró. Sus peores presagios se cumplían: padecía de esquizofrenia.

La vida de John Forbes Nash cambia radicalmente. De repente su mujer se convierte prácticamente en su niñera. No sale apenas de casa y se vuelve pasivo y sedentario. Sus medicinas le permiten, al menos, vivir sin sufrir alucinaciones, pero, como contrapartida, están mermando su espíritu y están haciendo de él un ser completamente inanimado. Cierto día decide dejar de tomar sus pastillas. De pronto, un día regresa su jefe a buscarlo: quería que volviera a trabajar para el servicio secreto.

La esquizofrenia vuelve a acompañar la vida de Nash, que centra toda su energía en continuar el tiempo perdido en la búsqueda de información de los espías rusos. Cierto día, su mujer intrigada por su revitalización, sale tras él a buscarlo y, para su asombro, se encuentra con toda una cabaña forrada con recortes de revistas. La escena es escalofriante. Nash descubre a su mujer y como ha descubierto el secreto, su jefe le obliga a matarla. Nash se encuentra ante sí con un enorme dilema. Por una parte, ¿cómo aquello que puede ver, tocar y sentir va a ser falso? ¿Cómo algo tan real puede existir en su mente? El matemático se encuentra en una encrucijada sin solución. Finalmente, en un acto de confianza extrema, Nash se da por vencido y reconoce su esquizofrenia.

john-forbes-nashPor su parte, el papel de Alicia es sobrehumano. Tiene una bondad extrema, y el amor que siente por Nash la mantiene a su lado pese a que éste ha llegado a estar amenazándola con un arma. Decide ser fuerte y luchar por la persona a la que ama. Es un ejemplo de amor verdadero y de lucha.

Cabe remarcar que esto ocurre sólo en la ficción, pues en la realidad, ante los problemas de Nash, Alicia Lardé se divorcia de éste. Años después, Alicia y John se reconciliarían, pero no de forma sentimental. Su relación volvería después de que Nash el Premio Nobel. En 2001 volverían a casarse.

Volviendo a la película, la vida de ambos se vería recompensada con el premio Nobel. Pero el verdadero premio para Nash es el poder dar clases en la Universidad, el poder acercarse a los jóvenes y el poder volver a vivir, como una persona normal, olvidando, no sin esfuerzo, su enfermedad.

Una historia ejemplar para cualquiera. Una historia conmovedora de amor y de vida. Una historia de esfuerzo y de recompensa. Una historia de dos ganadores del premio Nobel, el premio de la Humanidad.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: