El Columpio


Revólver: Calle Mayor by urquijo
abril 28, 2009, 10:34 am
Filed under: Música | Etiquetas: , ,

revolver-calle-mayor“En este disco, en vez de hablar de mí, quería hablar un poco más de lo que veo, de lo que pasaba fuera”, así de rotundo comienza Carlos Goñi el making of de su disco Calle Mayor publicado allá por 1996. Y así fue, en realidad, Revólver publicó uno de sus mejores discos.

Calle Mayor es, sin duda, una de sus mejores canciones. Centrada en la historia de un mercado en una calle mayor, una de las tantas que hay en nuestra geografía. Carlos Goñi la viste de realidad, de los negros que venden cacharros que no sirven de nada, del necio que intenta sacar a los peruanos un extra en el precio, del niño que pisotea los puestos porque sabe, en el fondo, que no recibirá una reprimenda de su padre, sino su defensa. La historia de mezcla de culturas y de razas que tiene lugar en nuestro país. Pero Carlos Goñi la viste de modo natural, y realmente así es como deberíamos de verlo nosotros: como un cuadro pintado con diferentes colores y que sirvan todos ellos para adornarlo, para hacerlo más bello. Lo importante son los corazones que hay en esa Calle Mayor y debemos aprender a mirar en el interior de las personas.

Por otra parte, esa diferencia: de cultura, de raza, de religión, es lo que nos hace aprender, nos abre nuevas puertas a la mente y nos llena el alma. Todos tenemos cabida en esa Calle Mayor porque todos somos iguales; iguales y diferentes, y tenemos tanto que aprender unos de otros….

Además, Carlos Goñi cuenta una historia dentro de su canción, que no es más que la realidad: un niño que va pisoteando los puestecillos, hasta que uno de los negros le grita “¡Cuidado!”. Y simplemente por eso, ahí va el padre, amenazante, serio, protegiendo a su hijo y humillando al pobre chico: “batalla ganada, contra el extranjero que vino del mar”. Y además hay vítores y aplausos de los bobos blancos.

Pero en la ciudad cae la noche, y el niño, sólo en su cama, se siente fatal. El remordimiento puede con su pequeña alma y no le deja conciliar el sueño. Tal vez en el fondo, el futuro no le esté guardando las malditas redes del racismo.

Revólver nos vuelve a dar una lección de vida y de humanidad. Pues ¡qué bonito sería vivir en nuestras diferencias y disfrutarlas! Blancos o negros, qué más da, ¿acaso no somos todos humanos? Y como dice Carlos Goñi en su último álbum “21 gramos es lo que supuestamente pesa el alma”,  y pesa exactamente igual en todos nosotros…

¡Qué bellas son las canciones que dan pie a la reflexión! ¡Y cómo llenan el alma!: Calle Mayor.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: