El Columpio


Daiquiri Blues: el disco más personal de Quique Gonzalez by urquijo

quique gzlez

Una copa en un bar, tal vez un daiquiri, y una conversación cara a cara, con sus pupilas clavadas en las tuyas, con el alma desnuda y sin secretos. Ese es el halo del nuevo disco de Quique González, Daiquiri Blues. A cada vuelta de la Tierra al rededor de su astro mayor, el universo de Quique va evolucionando. Tras su aventura con La Aristocracia del Barrio, vuelve con un disco que rompe con su trayectoria anterior. Un soplo de aire fresco que parece sonar más personal que nunca.

quique gonzalez daiquiri blues

Portada del álbum Daiquiri Blues

No había acabado el proceso vital de La Aristocracia del Barrio cuando Quique compuso el tema que da el pistoletazo de salida a su nuevo proyecto: ‘La luna del brazo’. Este tema, elegido como single y del cual se “quedó enamorado” supuso para el madrileño la piedra desde la que comenzaría a levantar su octavo pilar: Daiquiri blues. ‘La luna debajo de brazo’ es una preciosa canción acústica, muy al estilo de ‘Salitre’. Supone un “flashback” a la primera etapa del compositor, tal vez una reseña a su vuelta en solitario con ese “I’m coming, estoy llegando ya” con el que cierra la canción.

De esta frase se extrae también la influencia de su viaje a Nashville. Esta vez Quique cumplió uno de sus sueños: trabajar en la cuna del country, allí donde grabaron grandes artistas como Neil Young, Johnny Cash o Bob Dylan. En el lejano oeste trabajó con Brad Jones, tanto de productor como en los arreglos y en los teclados, es uno de sus productores favoritos. Además se rodeó de grandes músicos que han ayudado a conseguir un fabuloso sonido en cada canción. Destaca Al-Perkins con el pedal steel, dando un toque de color a la música de Quique. Por ejemplo, destaca su labor en temas como ‘Nadie podrá con nosotros’: un precioso tema de optimismo mezclado con tragedia. Es una canción vestida como sólo sabe Quique, con un velo de oscurantismo que recubre una ilusión. Ese “tú decías, ‘nadie podrá con nosotros’, pero estuvieron muy cerca ya” se ha convertido ya en una de sus frases épicas, frases embriagadoras y desgarradoras.

Con su octavo disco, Quique González es ya todo un referente para la música rock en nuestro país. En Daikiri Blues aún quedan bastantes nexos de unión, musicalmente hablando, con el anterior álbum Avería y redención #7, destacado en temas como Restos de Stock: un auténtico rock & roll que el madrileño compuso para Miguel Ríos y que ya apareció en el último disco de este: Sólo o en compañía de otros.

Daiquiri Blues supone todo un striptease, sobretodo en temas como ‘Un arma precisa’. Aquí, Quique González desnuda su alma sin pudores, sin vergüenzas ni arrepentimientos. La timidez del artista en el contacto directo, en las entrevistas y en sus apariciones en público queda cubierta por el manto protector de la melodía y Quique hace todo un ejercicio de reflexión de sí mismo. “Toda mi vida son cuentas pendientes”, poco más se puede añadir a eso.

 En ‘Su día libre’ aparece, también, una confesión de sí, de la vulgaridad del artista cuando baja del escenario, como diría Enrique Urquijo: “mañana vuelvo a tocar en alguna parte y necesito entrar en los sueños de alguien”.

Homenaje a Lapido

Al igual que en Avería y redención #7, Quique González realiza un homenaje a uno de sus artistas favoritos. Entonces fue Diego Vasallo el homenajeado, con el tema ‘La vida te lleva por caminos raros’; en esta ocasión, el elegido ha sido José Ignacio Lapido, con una canción maravillosa ‘Algo me aleja de tí’. es un precioso tema interpretado al piano por Quique González, y con una letra realmente brillante. Es el gélido filo del sable que rompe en dos el corazón, es el gélido tacto de tiempo sobre los cálidos sentimientos, es el gélido timbre de una acordeón que marca el compás del corazón. “Creo recordar, que entonces dijiste, ‘algo me aleja de ti’.

Así es Quique González, es su mente y su forma de ser y de vivir. Mientras que siga siendo tan personal, como ya anunciaba en su primer disco, Personal, de 1998, seguirá calando hondo en nuestros corazones. Si sus temas son universales es precisamente por eso, porque tratan de sentimientos, de sentimientos puros y que nosotros compartimos: por eso nos sentimos identificados.  Porque aquél tipo que está al final de la barra, parece también amigo nuestro, confidente y compañero de sueños y desvelos. Aquél tipo al que, si te fijas, bajo la poblada cabellera reconoces… ¿O acaso no?

quique_gonzalez_adentro_mp3[1]

 

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: