El Columpio


Los entresijos de “ese chico triste y solitario” by urquijo

 antonio-vega

  Es inexplicable cómo existen ciertos (escasos) tipos de compositores que te hielan la piel. Es inexplicable cómo canción tras canción nunca defraudan y cada cual es mejor. Es inexplicable cómo puedes, a través de una simple canción -perdón por decir simple con todo el universo que se esconde en algunas de ellas- sentir desde el más alto de los cielos en tu pecho, hasta la mas honda de las tristezas en tus ojos.

El tiempo y la constancia me han otorgado la duda jamás solucionada: es inexplicable cómo puede alguien componer tantísimas canciones y poder ser, cada una de ellas, la mejor que exista. ¿Cuántas canciones puede haber compuesto Antonio Vega? Si ya lo has calculado, yo diría que el 95% de las mismas son auténticas obras de arte.

Tal vez, salvo sus seguidores más acérrimos, la mayoría de las canciones de Antonio Vega sean un “bello misterio”, pero hoy vamos a dar a conocer alguna pincelada de ellas. Una de las mejores canciones de Antonio Vega, e imagino que muchos de sus fans estarán de acuerdo es, Tuve que correr. Esta es, sin duda, la mejor de las descripciones de una vida que he visto jamás. Tanta vitalidad, tanto sentido, tanta fuerza… Una vida en tres minutos, mil sensaciones a cada segundo. Antonio llena las canciones de tanta belleza… Allí donde las palabras no llegan, donde sólo podemos llegar a través de un alma puro, coloca Antonio Vega sus canciones. Sigue leyendo

Anuncios